Yes, weekend?


La noche del 4 de noviembre de 2008 miles de personas se lanzaron a la calle para celebrar la elección del primer presidente negro de la historia de Estados Unidos. Muchos de ellos lucían camisetas, chapas y gorras con la imagen que, casi un año antes, Obey había lanzado al mundo para apoyar la campaña del candidato Obama. HOPE, el retrato tricolor y vagamente vintage del flamante presidente, hacía tiempo que se había convertido en un icono repetido hasta la extenuación.
Desde el primer momento HOPE parecía destinado a convertirse en el emblema no oficial de la campaña de Obama. La imagen, de indudable impacto visual, había prendido con tanta fuerza, que a nadie le extrañó la proliferación de cientos de parodias más o menos divertidas del retrato original. El propio Sheppard Fairey recogió en su web una selección de más de 150 versiones que incluyen a personajes como Benedicto XVI, Sarah Palin, Luke Skywalker, Bowie, Winnie the Pooh o Groucho y Harpo Marx. En España, Zapatero y Chiquito de la Calzada también contaron con bonitos retratos estilo HOPE.
No tardaron demasiado en aparecer sitios como Obamicon.me y Obamify que permitían, sin más que hacer un par de clicks, convertir cualquier fotografía en un retrato “OBEY style”. En aquellos días, era frencuente encontrar en Facebook y Twitter perfiles de usuario con este tipo de imágenes. Sin embargo, poco a poco, la campaña electoral USA comenzó a quedar atrás y el chiste dejó de tener gracia...
Todo esto ocurrió hace meses. De hecho, nadie hablaría nuevamente de ello si no fuera porque Movistar ha decidido desempolvar el viejo HOPE para su campaña de verano 2009. Como los tenderos tramposos que tratan de colar mercancías caducadas entre los productos frescos, los creativos de Movistar intentan colarnos una campaña pasada de fecha, convirtiendo el “Yes Weekend”, uno de los chistes más sobados de Internet, en centro de su campaña.
No es la primera vez que la publicidad de Telefónica y Movistar encuentra en Internet inspiración para campañas más o menos cercanas al plagio. Sin embargo, nunca antes el resultado había sido tan ramplón. No obstante, es más que probable que donde no alcancen las ideas, alcance el dinero y que a fuerza de comprar páginas en prensa y spots en las televisiones, la campaña termine calando... A buen seguro, los medios, tan necesitados de publicidad bien pagada, lo agradeceran.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,



Generalmente los pequeños detalles dicen más acerca de cada uno de nosotros que las grandes declaraciones de intenciones. Muy a pesar nuestro, los gestos nos delatan.

Algo similar debe ocurrir en relación a los medios de comunicación. Es evidente que la percepción que tenemos de ellos, se perfila no tanto a golpe de editorial, como a través de una acumulación de tics y detalles que involuntariamente dibujan su identidad.

Desde Octubre de 2004, participo en Flylosophy, un blog raro que cada mes publica un único y enorme post. A lo largo del tiempo, Flylosophy ha ido acumulando en sus archivos una variada colección de anotaciones acerca de tendencias de consumo, nuevos hábitos sociales y pequeños ejercicios de prospectiva. Nuestra presencia en la blogosfera es discreta. Aun no figuramos en las listas de imprescindibles pero tampoco somos invisibles (como este joven MUACK).

Para colmo, nuestros contenidos se publican bajo una licencia Copyleft Atribución 2.0 (¿copyqueeeeeee?). Todo ello, nos convierte en un auténtico señuelo para redactores con pocas ganas de trabajar y menos escrúpulos.

Así con frecuencia hemos podido leer en los grandes medios de este país, artículos en los que se respiraba el aroma de nuestros post… Se que suena vanidoso, pero aseguro que es cierto. De hecho, con frecuencia hemos interpretado esto como un elemento positivo, como un síntoma de estar bien encaminados. En ocasiones, la cosa no pasaba de aroma, pero en otros casos el tufo era realmente descarado.

Este es el caso del artículo ¿Jugamos a las chapas? con el que nos obsequió el diario El Mundo, haciendo copy- paste de párrafos enteros del post sobre el mismo tema que el mes anterior habíamos publicado en Flylosophy.

Como no podía ser de otro modo, el mismo día de la publicación nos pusimos en contacto con su autora. Tras presentarnos, quedó muda y colgó el teléfono. La pobre debía pensar que los contenidos de Internet los escriben los googlebots… Nuestra segunda llamada, sin embargo, fue mejor recibida. Entre balbuceos pidió disculpas y se ofreció a gestionarnos alguna referencia en su medio. Esto, como bien sabíamos, nunca se concretó, ni nos preocupó lo más mínimo. El asunto quedó archivado como una triste muestra de la cutrez que circula por algunas redacciones y fue motivo de cachondeo general.

El caso, es que recientemente el diario Público nos ha sorprendido al recoger otro de nuestros posts, sin la literalidad del copy- paste, añadiendo contenido propio y nombrándonos con toda naturalidad. Como debe ser.

Así que, ni periodismo de investigación, ni columnistas influyentes, ni obispos, ni directores con corbata (de Agatha Ruiz de la P, of course) o sin corbata… desde mi punto de vista, la diferencia entre los medios radica en su honestidad, y esta la percibo o no, sobre todo, a través de los pequeños detalles. Quién engaña en un tema menor, seguro que también lo hace en un tema importante...

Esperemos que los chicos de Público, sigan manteniendo su honestidad. De los de El Mundo, no espero demasiado. Enhorabuena.

Etiquetas: , , , , ,





Muack_ the Tumblr Muack_ the twitter

angel(at)muack.es








Muack Google




Creative Commons License


los contenidos de Muack estan acogidos a una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported